Archive | “A primera vista” RSS feed for this section

A primera vista (Cap. 20)

23 Ene

Capítulo 20-border

A sus pies

          Como si estuvieran rendidos ante el músico, diversos objetos ocupan la parte más baja de la escena pero no por ello dejan de ser importantes en este caso. Un soporte para el descanso del instrumento, una sordina para interpretar en cada momento lo que exige la partitura, al fondo, la base del atril y más cerca una silla. Y llenándolo todo, los pies del músico, base sobre la que se soportan procesiones y pasacalles. Alrededor del intérprete, de sus piernas, todo lo necesario para completar la música que brota de sus boca, pies y manos. Nosotros ponemos el oído y entre todos ponemos el gusto de escuchar la melodía más precisa. Y si además nos conmueve con ella, hasta el cerebro parecerá complacido.

         Y todo comenzaba por la base, por el suelo saltereño.

A primera vista (Cap.19)

16 Ene

Capítulo 19-border

Pa mi que no falta na

          Pues si Felipe, faltaba una cosa y tuvo que volver tu padre a por ella a la Academia. Seis percusionistas en la Juvenil y se queda en casa el soporte de los bongos. Ay, ay, ay.

Y ahora que miro, ¿una camioneta para llevar los chismes? Podrían haber aprovechado y sentar al batería allí mismo y casi hubiéramos tenido otra carroza para la cabalgata de Reyes Magos. Bueno, mejor no, que seguro se nos olvida el mismísimo rey.

Y esa funda de bombardino me suena tela.

A primera vista (Cap. 18)

10 Ene

Capítulo 18-border

A ver quién los para

          La imagen que ilustra este capítulo está tomada junto al salón multiusos de Salteras momentos antes de que la Banda de la Oliva se trasladara a Sanlúcar La Mayor al certamen organizado por la hermandad de Nuestra Señora del Carmen. En el certamen, el presentador hizo un juego de palabras que venía a explicar que para tratarse de una banda centenaria estaba plagada de músicos muy jóvenes. Si el del micrófono hubiera visto esta foto, la de este grupo que usted tienen delante, comprobaría que se quedó corto. Ahí está parte de los más jóvenes músicos de La Oliva, herederos de todo un siglo, presente arrollador y con el más esperanzador de los futuros. La mayoría provienen de esa factoría que es la Banda Juvenil que mima y cuida Jesús Salas. Si se los encuentran por la calle, que sepan que son músicos de categoría de los que La Oliva se siente orgullosa. No están todos los que son pero lo que aquí vemos son José Cantero jr (trombón), Ignacio Cano (oboe), Ana Cordón (clarinete), Irene de la Orden (trompa), Pepe Recuero (percusión), Samuel Vázquez (saxo), Oliva Silva (flauta) y Jesús García (saxo). Yo de usted no les perdería la pista.

A primera vista (Cap.17)

12 Dic

Capítulo 17-border

El que a buen árbol se arrima… 

            El conocido refrán termina diciendo que “buena sombra le cobija”. Desde la más pura ortodoxia, y para ello recurrimos a la Real Academia Española, este dicho viene a explicar que “la fortuna la logra el que tiene protección poderosa” pues la palabra sombra adquiere aquí el significado de “asilo, favor o defensa“. Pero para explicar este capítulo sólo hay que recurrir a la historia de La Centenaria y a su filosofía. En la Banda de la Oliva se ponen día a día en valor la herencia que se recibe de nuestros mayores básicamente porque los músicos veteranos se desviven por los más jóvenes y por ofrecerles los mejores consejos. Respeto entre todos, deseos de aprender y afán de cuidar impregnan la sombra del árbol que representa a nuestra Sociedad y a su cobijo nadie mejores para representar el pensamiento de este capítulo como toda una institución como es Francisco Javier Rodríguez de la Carrera (clarinete), de quien cabe el honor de haberlo tenido en su día como presidente, en pleno diálogo con Manuel Hernández (trompa), quien posee un esplendoroso camino musical por delante. No cabe mejor árbol, mejor sombra ni mejores ramas.

A primera vista (Cap.16)

4 Dic

Capítulo 16-border-border

¿Saeta saltereña?

Conocíamos el virtuosismo Pedro Gámez en “Saeta Cordobesa” y “Saeta Sevillana” y la genialidad de José Manuel Bernal en “Saeta Malagueña” pero estamos seguros que no hay músico capaz de inspirarse en esta ¿saeta saltereña? La Centenaria acabada de participar en el certamen organizado por la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen de Sanlúcar la Mayor y Jesús Salas jr y Pepe Recuero se arrancaron por saetas desde esa improvisada atalaya. Dios, en su infinita sabiduría los llevó por camino de la percusión porque si estos músicos hubieran escogido el del canto estaríamos ante el primer error de la naturaleza. Al menos la pose parece apuntar pero es sólo un espejismo. Felipe Fuentes (percusión), Elena Rodríguez (oboe) y José Cantero jr (trombón) ponen buena cara al mal tiempo que se avecinaba tras los gorgoritos.

A primera vista (Cap. 15)

27 Nov

Capítulo 15-border-borderMenos mal que le dio por la tuba

     El famoso escritor Paulo Coelho es el autor la frase que más o menos viene a decir que cuando una persona quiere realmente una cosa, todo el universo se pone de acuerdo y conspira para que la consiga. Pero estamos ante la versión pasiva de la cita. En esta ocasión el universo, sin que mediara propuesta ajena que le motivara, hizo todo lo posible porque Juan Muñoz escogiera precisamente la tuba y no otra cosa incluso antes de que le diera a él por el afán musical y ansiara desarrollar su vocación a través de este útil de viento. El destino conspiró para que sólo un instrumento poderoso terminara junto a este albaidejo de pro. ¿Se figuran que este entrañable músico hubiera escogido la flauta? De ser así, no me quiero imaginar utilizándola como apoyo al modo que refleja la imagen.

A primera vista (Cap. 14)

21 Nov

Capítulo 14-border

Labores de ganchillo

Dicen los que saben de eso que la técnica del ganchillo no es del todo complicada y que se trata de una práctica que relaja mucho. Todo comienza con un nudo inicial al que le sigue un punto de cadeneta que se hace cogiendo la hebra y sacándola por el lazo que se tiene en la otra mano; después, punto alto, punto bajo, uno doble, otro triple y donde todo el mundo termina haciendo bufandas, gorros, monederos, muñecos, sonajeros, tapetes o una manta, el olivismo te saca una tuba. Cuestión de práctica… o de arte. Y ahora, siga usted con la labor que puede le salga un piano.