Secuencia XLIV: 14/9/2013

16 Sep

Procesión Extraordinaria con motivo de la Coronación de Nuestra Señora de la Esperanza de la Yedra (Jerez de la Frontera)

DSC_0065-border

Música de esperanza y oro para la Yedra

La coronación de una imagen devocional es de las fiestas más agradables, alegres y entrañables a las que se puede asistir. Por la coronación, la Santa Sede reconoce la especial veneración que se le profesa a una imagen y pone en valor también la realidad social por la que atraviesan las hermandades y cofradías que se ven reconocidas con esta distinción.DSC_0069-border

DSC_0066-borderEs una pura satisfacción que en ocasiones viene a durar años pues comienza casi desde el mismo momento que se abre el expediente de coronación, pasa por el anuncio y concluye, tras innumerables actos de culto y de fraternidad, en el momento en que se impone la corona a la imagen y posteriormente, si así es el caso, se procede a la procesión triunfal. Para todo ello no puede faltar un detalle y las corporaciones se esmeran en dotar los actos con lo que consideran mejor y apropiado para engrandecer esos momentos que sólo se viven una vez en la historia. Por eso, cuando una hermandad deposita su confianza en La Centenaria, para que con nuestra música podamos humildemente acompañar tan gloriosos momentos, nuestra agradecimiento es total a la vez que crea en nuestro ánimo una responsabilidad pareja a la que tenemos a gala mostrar en todas y cada una de nuestras actuaciones pero que aquí alcanza el calificativo de excepción pues, como decimos, no habrá segunda vez.
DSC_0177-border

La Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y Humildad, Santísimo Cristo de la Yedra, Nuestra Señora de la Esperanza y Nuestra Señora del Rosario, de Jerez de la Frontera veía reconocida la fe y devoción de su Virgen de la Esperanza con su coronación, quinta imagen de esta bella localidad que alcanza este honor y tercera de las dolorosas. Cronológicamente, son la Virgen del Carmen, la Virgen de la Merced, ambas imágenes de gloria; y las dolorosas Nuestra Señora de la Concepción y del Valle. La Hermandad de la Plazuela depositó su confianza en La Oliva para que en tan señalada fecha nuestra banda acompañara a su Virgen en su primera salida tras su coronación.DSC_0101-border

Llegó La Centenaria a los alrededores de la Catedral jerezana donde a las seis se pondría en marcha la comitiva que acompañaría a la Virgen de la Esperanza de regreso a su capilla. Junto a los muros del templo se procedía a la afinación mientras que se recibían los primeros abrazos de familiares de miembros de la banda que viven en esta ciudad. Y aquí queremos comenzar con la primera parte de una historia que hasta en tres ocasiones se asomará a este relato de una coronación. La historia tiene como centro a nuestro músico Manuel Hernández (trompa) y a su padre, Antonio Hernández, allegado y próximo a nuestra banda con sus continuas visitas y estancias en la Academia pues se trata de persona agradable y músico veterano precisamente de la Banda Municipal de Jerez. Toda la familia es devota de la Esperanza de la Yedra. Hasta la misma puerta de la Catedral se acercaron sus tías Emilia y María Carmen para estar con su sobrino. Después volveremos sobre esta familia pues el siguiente capítulo se desarrolló en la Plaza de la Asunción.

DSC_0072-borderComo decimos, fuera de la Catedral, los ecos de la afinación; dentro, aún no se había apagado los del Pontifical de la mañana durante el que se coronó a la Esperanza de la Yedra que tuvo, como no, interesantes momentos musicales a cargo de la Orquesta y Coro de la Catedral dirigidos por Ángel Ortas y del tenor Ismael Jordi. Hasta el obispo oficiante, que era el de Asidonia-Jerez, Monseñor José Mazuelos, tuvo recuerdos musicales pues su homilía comenzó usando la letra de la bulería que cantó Manuel de la Fragua en el pregón de la coronación con texto de José Carlos García Pozo (“Coroná de flores, que yo te quiero, coroná de flores, pal sol que alienta mis frías mañanas. Porque el oro no tiene colores pa la Esperanza que trae tu mirada”). La imagen de la Esperanza está atribuida al escultor Diego Roldán, nieto de Pedro Roldán, sobrino de Luisa la Roldana y primo de Pedro Duque Cornejo y se cree tallada a mediados del siglo XVIII.DSC_0062-border

A las seis en punto se abrieron las puertas de la Catedral y antes de que la Cruz de Guía avanzara, nuestros compañeros de la Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella y la Banda de Cornetas y Tambores Presentación al Pueblo, ambas de Dos Hermanas, tomaron posiciones ante ellas para ir turnando sus intervenciones abriendo marcha.

DSC_0109-borderMás de cuatrocientas personas componían la comitiva. Mientras esperábamos las andas de la Señora, hablábamos con nuestro grandioso músico y mejor persona José Manuel Domínguez “Choto” (trompeta), tres décadas ya en la banda y con la misma ilusión del primer día, sobre las veces que hemos tenido oportunidad de acompañar a una imagen durante su coronación y del recuerdo emocionado hacia su abuelo, Manuel Ciero de los Santos, quien estuvo 40 años en el lugar que ahora ocupa él en la formación. Historia viva y realidad pujante de esta Sociedad Filarmónica nuestro “Choto”.

Poco a poco, el paso mandado por Tomás Sampalo se fue acercando a la puerta donde la recibió La Centenaria con la Marcha Real y “Pasan los Campanilleros” (Farfán).DSC_0085-border

DSC_0078-borderEn ese instante pudimos admirar la saya blanca, el manto verde, el palio rojo y un exorno floral de rosas y calas en todas las tonalidades de morado verdaderamente espectacular, y la corona…. Obra de los Hermanos Delgado, pesa 3,2 kilogramos fabricada en oro de 22 quilates. Su diseño se compone de una cruz centrada en el resplandor y un canasto con ráfagas. El canasto es redondo y cónico con perchetes, pilastrillas, óvalos con hojas de yedra y los escudos del Papa, obispo de Jerez y el de la propia ciudad. En la trasera, símbolos relacionados con el Rosario. Sobresalen seis imperiales adornados con volutas y hojas de acanto, soportando una bola del mundo y una cruz de la que salen ráfagas, escoltada por dos arcángeles. El resplandor de la corona era circular con doce rayos y óvalos que contienen representaciones iconográficas de la Letanía Lauretana.

DSC_0112-borderYa sonaba  “Reina de la Plazuela” (José Albero) cuando asomó el obispo de Asidonia-Jerez, Monseñor José Mazuelos, por la Puerta de la Catedral permaneciendo en ella hasta que la banda terminó de pasar por delante despidiéndose de algunos de nuestros músicos.

Abandonaba la banda el cobijo de la zona vallada con “Triana de Esperanza” (Claudio Gómez) y “Al cielo con ella” (Pedro Morales) buscando la Plaza del Arenal adonde llegó tras poder interpretar magistralmente  “Salve Madre de la Salud” (Julio Páez), “Valle de Sevilla” (José de la Vega) y “Candelaria” (Manuel Marvizón). DSC_0137-border

En la plaza, el paso de palio se acercó con “Coronación de la Macarena” (Pedro Braña) hasta detenerse junto a un escenario donde le esperaba el coro de la Catedral que interpretó varias piezas clásicas dedicadas a la Virgen.

DSC_0188-border

DSC_0141-borderLevantado de nuevo el paso sonaba la marcha  “Esperanza de la Yedra Coronada” (José Albero) con la que el paso abandonaba la plaza para ir poco a poco llegando a un itinerario recogido y hermoso del casco antiguo buscando el Ayuntamiento.

Y así, en medio de una impresionante petalada en Consistorio, La Oliva puso banda sonora a ese momento con “Virgen de la Paz” (Pedro Morales) y “María Santísima de la O” (Abel Moreno). Poco a poco, dejando a un lado la Plaza de la Yerba, en el Angostillo de San Dionisio se estrenó la marcha  “Esperanza de Amor Coronada” (Paco Cepero y José Colomé) llegando justo a las puertas del Ayuntamiento en la Plaza de la Asunción a los sones de “Encarnación Coronada” (Abel Moreno). Allí se encontraba la alcaldesa, María José García-Pelayo, quien durante el pontifical de la mañana en representación de la ciudad, y junto al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en representación de la nación, actuaron como padrinos de la coronación.DSC_0124-border

Nada más la Virgen de la Esperanza había recibido de la corporación un recuerdo junto con un homenaje musical a cargo de María Mestre, y la banda interpretaba “Hiniesta Coronada” (José Albero) tuvimos la oportunidad de volver a hablar con Antonio Hernández quien nos contó la historia de una foto que tras cuarenta y cinco años había vuelto hacer en el mismo lugar de entonces y con los mismos protagonistas si bien su sitio, se lo había dejado a nuestro músico e hijo suyo Manuel. Nos dijo que en la foto, Manuel, con su uniforme de la Oliva, posaba en sustitución de su padre junto a sus tías Emilia, Mari Carmen y Purificación.

DSC_0082-borderComenzaban las sombras de la noche a ganar la batalla mientras sonaba “Pastora de Capuchinos” (Juan José Puntas) y subía la comitiva hacia la Plaza Plateros donde La Oliva bordó “Pasa La Virgen Macarena” (Pedro Gámez) y “Hosanna in excelsis” (Oscar Navarro). Se acercaba un lugar de significado especial para esta procesión. Había sonado “A ti Manué” (Juan José Puntas) justo para dejar el paso en la estrechez de Tornería, calle por la que la Virgen no pasa en su estación de penitencia de la Madrugada del Viernes Santo pero que es lugar emblemático en los itinerarios de la Semana Santa jerezana. Impresionante silencio cuando la caja con sus redobles comenzaba la marcha “Esperanza de la Yedra” (Andrés Muñoz) e inmensa la petalada durante las dos veces que se interpretó la pieza. Mientras los músicos de la Oliva asistían emocionados al momento, Antonio Hernández nos decía que esa marcha fue compuesta por su maestro cuando él ejercía de músico y que esos mismos sones fueron los últimos que escuchó su padre antes de dejarnos pues previo a su estreno, tuvo oportunidad de oírla. Nos lo contaba Antonio emocionado, con la medalla de la Esperanza en el cuello, su eterna cámara para captar hasta el último instante y el orgullo de que su hijo fuera parte de aquel momento como músico de La Oliva.DSC_0217-border

Memorable la interpretación de  “La Esperanza de Triana” (Farfán) para llevar a la calle Rafael Rivero donde a continuación se escucharon “Estrella” (Manuel Marvizón) y “La Estrella Sublime” (Farfán). Pero no se trataba de una casualidad. José Luis Zarzana es un jerezano enamorado de su tierra, de sus tradiciones y de todo lo que compone su universo. Ha sido pregonero de su Semana Santa y Hermano Mayor de su Hermandad de la Amargura y es un admirador de la Banda de la Oliva. José Luis nos explicó que la Virgen estaba llegando a lo que era la Puerta de Sevilla y que en la antigüedad estaba presidida por un cuadro de Nuestra Señora de la Estrella que pasó a San Marcos para terminar en su ubicación actual en la Catedral. Junto a José Luis vimos cómo se despedían en la Alameda de Cristina las representaciones de las hermandades para escuchar a continuación “Rocío” (Vidrié) y “Virgen de los Negritos” (Pedro Morales). Posteriormente, nuestro amigo y su mujer, Manoli Marín, departieron unos instantes con nuestro presidente José María Moral (clarinete), a quien felicitó por la interpretación de las composiciones y animó en seguir en la línea que mantiene nuestra Sociedad Filarmónica.DSC_0229-border

 En eso, el paso había llegado a la Rotonda, lugar donde comenzaba la antigua carrera oficial. Allí, se despidieron las bandas que acompañaron a la Cruz de Guía interpretando hermosas piezas al paso de palio quien continuando su camino pasó bajo el primero de los arcos que se levantaron en su honor. En este caso, realizado por ramas de pino, estaba al principio de la calle Larga  donde brotaron los sones de “Esperanza de Triana Coronada” (José Albero), “Virgen de la Estrella” (Pedro Gámez), “Macarena” (Abel Moreno) y “Virgen de las Aguas” (Santiago Ramos). Llegado de nuevo el paso a la Plaza del Arenal, terminaba el acompañamiento de la Banda de la Oliva tomando el relevo nuestros compañeros de las Banda de Los Rosales, Guadalrrosal, quienes se encargarían de la parte musical mientras la Virgen Coronada de la Esperanza regresaba a su barrio, en el límite de San Miguel, allá por la Plazuela y las Puertas del Sol.

DSC_0118-borderY para finalizar, el reconocimiento y bienvedida a la “banda grande” de dos nuevos músicos que debutaron en esta procesión y que pertenecen también a la Banda Juvenil. Se trata de Cristina Oliveira (clarinete), a quien vemos en la foto junto a nuestro presidente José María Moral; y de José Manuel Guerra (bombo) que posa orgulloso junto a su “padrino de alternativa”, Manuel Fernández, nuestro querido Manuel Fernández “Lifo”.DSC_0168-border

Tresillo de corcheas:

♪.- Tras su soberana intervención en el acto de homenaje a la banda, al presidente le han salido dos conferencias, tres pregones y tres quinarios. ¡Qué gran predicador han perdido los dominicos!

Tresillo 1 Foto 1-border

♪.- José María Moral recoge del alcalde de Salteras, Antonio Valverde, el pergamino en el homenaje a La Centenaria. En la foto parece como si un grupo de palmeros alegraran la escena. “Los Romeros de Salteras” decía alguno. Todavía hay quien tiene la piel de gallina.Tresillo 1 Foto 2-border

♪.- Para la ocasión, Juan Muñoz se llevó su famosa tuba de tres campanas. La solución a este enigma pueden verla en este mismo blog en la sección “Momentos” de la Coronación de la Esperanza de la Yedra.Tresillo 1 Foto 3-border

Pues ya que estamos, ligamos otro tresillo:

♪.- Nueva imagen publicitaria para el fino TIO PEPE de González Byass.Tresillo 2 Foto 1-border

♪.- Otro que se apunta a moda de hombre orquesta. Francisco Manuel Fraile puede con el clarinete y el bombardino y se está pensando lo de la tuba del fondo. Grande el secre.

Tresillo 2 Foto 2-border

♪.- Pero quien se lleva la palma es “Requinto”. En Cazalla, el barítono; en Jerez, el bombo. Para la Pastora de Triana dice que se llevará un arpa.Tresillo 2 Foto 3-border

Y un tercero que lo pide la partitura:

♪.- ¿Qué se han olvidado los papeles de los trombones en el autobús? Pepeeeeee, tenemos un problema. Dicen que por Jerez iba un coche conducido por Ismael Rodríguez (tuba) y Pepe Peña (bombardino) de copiloto saltándose los semáforos de cuatro en cuatro buscando el autobús.Tresillo 3 Foto 1-border

♪.- Que si Irene, que sí. Al final la cigüeña de la Plaza de la Asunción era una estatua pero hasta que te convenciste, tú la viste moverse, hacer un nido, dar de comer a los polluelos y hasta darse un vuelecito.

Tresillo 3 Foto 2-border

♪.- En un verdadero alarde de alimentación sana y natural, “Lifo” se tragó materialmente una palmera de chocolate y algo irreconocible, por su forma y sabor, que guardaba en el bolsillo de la camisa. Arguiñano lo quiere como guionista para sus programas.

Tresillo 3 Foto 3-border

Y un cuarto para completar el compás:

♪.- No tiene guasa el personal. Cuando se repartían las partituras por el autobús dijo uno que parecía que se estaban vendiendo las papeletas para la rifa de una cabra. El culpable está perfectamente identificado en esa foto hecha desde la cabina de mando del “Air Batuta One”, nave interlesterar que la banda usa para los viajes fuera de la provincia de Sevilla.

Tresillo 4 Foto 1-border

♪.- Foto recibida desde el WhatsApp de Ana Botella: “Relaxing cup next procesioning very very bonita with Hope de la Yedra of Xerez and The Saltera´s Olivas Band. Nothing café con leche”.

Tresillo 4 Foto 2-border

♪.- Recuerooooo, ha sido el 6, penalti y expulsión. Eso te pasa por jugar al futbol sin soltar el bombo. Mejórate figura.

Tresillo 4 Foto 3-border

A modo de coda

DSC_0208-border

 Los niños cantores del Aljarafe

        Discurría el paso de la Virgen de la Esperanza de la Yedra por la Plaza de la Asunción mientras sonaba “Encarnación Coronada” (Abel Moreno). Como es habitual en la parte del “Ave María”, pudimos disfrutar del sexteto de “voces blancas” de los niños cantores del Aljarafe. La directiva se está planteando seriamente comprarle para la ocasión unos trajes de marineritos previo depilado integral de las piernas. Como dicen Les Luthiers: “Véanlos antes de que crezcan”. Un aplauso para Alonso de la Orden (cornetín), Sergio Rosado (oboe), José Manuel Martínez (clarinete), José Cantero (trombón), Ignacio Cano (oboe) y José Manuel González “Requinto” (pues eso, el requinto).

Y un “Da Capo”

DSC_0215-border

 Asilo político

       Nada más pasar la procesión por el Ayuntamiento, Alonso de la Orden (cornetín) y José Manuel Domínguez “Choto” (trompeta) solicitaron asilo político a la alcaldesa de Jerez de la Frontera, María José García-Pelayo, quien les ofreció acogerlos en una coqueta habitación del geriátrico municipal “La Viña de sus Ojos”. En vista de la circunstancias, los dos volvieron a la formación mientras uno le decía al otro “pues no que yo creía que Pedro Pacheco era un tío”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: