Secuencia XXXVII: 17/7/2013

20 Jul

Procesión de Nuestra Señora del Carmen (Convento del Santo Ángel)

Pablo es como un Ave María

 

01Durante la procesión de la Archicofradía de la Virgen del Carmen del Santo Ángel, los devotos, rezan a su paso esa tradicional oración del cristiano dedicada a María, la madre de Jesús: el “Ave María”. Precisamente, esa plegaria, la principal del Santo Rosario, es uno de los textos que más se ha musicalizado a lo largo de la historia. Ahí quedan las páginas escritas por Franz Schubert, Giulio Caccini,  Tomás Luis de Victoria y Sergei Rachmaninoff.

La letra de esta oración recoge en una de sus partes el saludo de Isabel cuando María va a visitarla « ¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!» (Lc 1, 42). Haciendo un juego de palabras y sólo con al ánimo de ilustrar una anécdota y nada más lejos de herir la sensibilidad de nadie por lo que esperamos se entienda en su justo contexto, en la cuerda de flautas de la Banda de La Oliva de Salteras, se da la circunstancia de que nuestro flautista Pablo López, está “entre todas las mujeres” pues el resto de músicos que tocan ese instrumento lo son.02

Y ahí está la foto que lo atestigua mientras la procesión discurría por la calle Rafael Calvo a los sones de la “Marcha Fúnebre” de Fernando Sors. Vemos a Pablo entre María Macías y Elena Ceballos mientras que detrás, guardan su espalda María Oliva Silva y Belen Nosti. Pero no para ahí la cosa pues falta otra componente de la cuerda, María Cano, que se encontraba en un curso de perfeccionamiento musical. Definitivamente, Pablo es como un Ave María.     

03                                                                                 

La Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen, Milagroso Niño Jesús de Praga, Esclavitud de San José y Santa Teresa de Jesús, efectuó su salida procesional en la tarde del 17 de julio, con sus dos pasos: el de la Santísima Virgen del Carmen y el de la transverberación de Santa Teresa. Y un año más, con la particularidad de ser importante para nosotros por nuestro centenario, La Banda de la Oliva quiere mostrarle su agradecimiento público por haber confiado su acompañamiento musical a nuestra sociedad filarmónica.04

Como hemos apuntado, en el primero de los pasos se representa la Transverberación de Santa Teresa de Jesús. Por transverberación (del latín “traspasar”) la religiosidad católica señala una experiencia mística, cuyo ejemplo más conocido es el de la Santa de Ávila, por la que se logra una unión íntima con Dios semejando que el corazón fuera traspasado por un fuego sobrenatural. En la teología y espiritualidad católica, la transverberación es considerada como un regalo espiritual otorgado a personas que logran una intimidad mística con Dios.

05En el caso de Santa Teresa,  el fenómeno se relata en su obra autobiográfica “Libro de la Vida“, como una visión que tuvo hacia 1562 donde un ángel se le aparecía y clavaba una flecha ígnea en su corazón: “Vía un ángel cabe mí hacia el lado izquierdo en forma corporal, lo que no suelo ver sino por maravilla. […] No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan ecendido que parecía de los ángeles muy subidos, que parecen todos se abrasan. Deben ser los que llaman Querubines […]. Viale en las manos un dardo de oro largo, y al fin de el hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo y medejaba toda abrasada en amor grande de Dios”06

Tanto la talla de Santa, que aparece en el paso con hábito recio de estameña, como el que llevó en vida donado por las Carmelitas Descalzas del barrio de Santa Cruz, como el Ángel, son obra de Romero Zafra de 2007 y si bien realizan la procesión sin acompañamiento musical, La Oliva interpretó mientras recorrian las naves del templo “María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso”, de Bernal, y Santa Teresa de Jesús, de Álvarez Beigbeder mientras se acercaba a la puerta.07

Tras la salida de este primer paso continuaba el cortejo, en el que pudimos admirar la terminación del estandarte corporativo, donde los hermanos de la archicofradía portaban el tradicional escapulario distintivo de los devotos de la Virgen del Carmelo. En las fotos, podemos ver al equipo de capataces, a las órdenes de José Manuel Palomo, portando ese elemento tan representativo de la devoción carmelita.

08Cuenta la tradición que Simón Stock, superior de los carmelitas y fundador de varios monasterios, era muy devoto de la Virgen, a la que siempre rogaba un privilegio para su orden. San Simón, al ver perseguida su orden, le pidió a la Virgen del Carmen una señal de su protección. Un día 16 de Julio de 1251 la Virgen se le apareció con un escapulario en señal de su protección diciéndole: “Esta es la señal de protección que te traigo. Todo aquél que muera llevando este santo escapulario no verá las llamas del infierno”.

09

Al poco, se hizo presente el paso de Nuestra Señora del Carmen, imagen de talla anónima del siglo XVIII que porta en sus brazos al niño Jesús,  obra también anónima del siglo XIX.

La Archicofradía de la Virgen de Carmen es una corporación joven y pujante que ha sabido crear una procesión con personalidad propia, solemne en las formas y agradable a contemplación y rebosante de clasicismo. En definitiva, en su corta vida, este grupo de devotos de la Reina del Carmelo ha logrado mostrar a la contemplación del sevillano uno de los cortejos más hermosos de cuantos componen el calendario glorioso de nuestra ciudad.

12De las principales señas de identidad de esta procesión es el cuidado extremo en el repertorio musical escogido para la ocasión, todo un referente de buen gusto y sensibilidad con el que La Banda centenaria de Salteras se identifica.

Durante el recorrido, se pudieron escuchar entre otras la “Salve Marinera” de Oudrid, “Grave” de Soler, “Reina del Carmelo” de Álvarez Beigbeder,  la popularísima “La Estrella Sublime” de Farfán. Precisamente, de este tradicional autor pudo escuchase “La Virgen en sus Lágrimas” como agradable novedad. Cuando las andas llegaban a la Plaza del Museo, fue una delicia estar presente mientras sonaba la preciosa composición  “La Sangre y la Gloria” de Alfonso Lozano.13

Una vez enfilada la calle Monsalves, fueron las notas de “Gloria in excelsis” de Mariano San Miguel, “Valle de Sevilla”, obra de José de la Vega, y “La Esperanza de Triana”, de Farfán las que sirvieron de banda sonora al tránsito de la comitiva que de lucia sobremanera por las estrecheces del casco antiguo.

14

Ya en la parte final de la procesión, La Oliva de Salteras fue desgranando las notas de “Virgen de la Estrella” y “Pasa la Macarena” de Pedro Gámez,  “El Refugio de María” de Farfán y  “Flor del Carmelo” de Valero.16

En el capítulo entrañable, queremos dejar constancia de otro nuevo componente de la Banda Juvenil” que forma ya parte de la “banda grande”; otra nueva rama de ese árbol que crece en ese vivero que cuida “Jesuli”. El joven clarinetista, Ángel Gutiérrez posa con el director de la juvenil y subdirector de La Centenaria, Jesús Salas.

17

Y a modo de divertimento, observen las fotos donde se muestra cómo hay que aguzar el ingenio para poder llevar la carpeta de las partituras. Con el uniforme de invierno hay sitio y bolsillos suficientes. Con el de verano hay que emplear otros recursos como así hicieron Oliva, Macarena e Ignacio.

                             20        19        18

 

Tresillo de corcheas:

 

♪.- No, No. “Regina Coelis” no ha cambiado de autor; lo que sucede es que hay una “jartá” de guasa.

♪.- Unas nueve horas de autobús si contamos los tres días. Hubo “cabezadas” que cotizaron en bolsa. Yo no digo nombres pero están las fotos.

♪.- “Requinto” y Javier pidieron dos pequeñas aunque ellos querían dos grandes. Dos pequeñas les trajeron. Hay días que la ironía no da más de si.

 

A modo de coda

CODA

La mirada del músico

Ese es su universo cuando la calle es su escenario. Delante de los ojos del músico, sólo el instrumento y la partitura. No hay nada más. Para el intérprete, el resto sobra. Sólo queda margen para que el oído se mantenga atento a la referencia del compañero y seguir el compás que marca la caja. Es una seña de identidad del músico de La Centenaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: