Secuencia XXXV: 15/7/2013

18 Jul

Traslado a la Catedral de Nuestra Señora del Carmen (Cádiz)

Con el rumor de las olas

02tYa va para seis años que la Virgen del Carmen fue coronada canónicamente en un solemnísimo acto en la Catedral de Cádiz. Tras que el obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, procediera a colocar a la Santísima Virgen la corona que la proclamaba canónicamente como Reina, se cantaba el himno de la coronación en el que no sólo hasta por tres veces se pronuncia la frase “Con el rumor de las olas” si no que además es la primera en pronunciarse.

Y así, como si del acompasado rumor de las olas se tratase, la Banda de la Oliva de Salteras, acompañó a la imagen de Nuestra Señora del Carmen Coronada en el traslado en procesión de la Santísima Virgen desde su templo en la Alameda Marqués de Comillas, en el gaditano barrio del Mentidero, a la Catedral con motivo del 375 aniversario de la fundación de la Archicofradía y de la hechura de la talla de la imagen realizada por el imaginero Jacinto Pimentel.

01t

La jornada fue histórica y La Centenaria se encargó de poner el contrapunto musical intentando crear momentos que permanecieran en la memoria. Por eso fue especialmente emocionante la interpretación ante el Monasterio del Corpus Christi, regentados por Carmelitas Descalzas, madrinas de la coronación, de “Cádiz del Carmen”, himno compuesto para aquella efeméride por Luis Manuel Rivero Ramos, o la llegada a San Francisco a los sones de “Dulce Nombre de Jesús” de Pedro Morales.

04tEran las once y media de la noche cuando el paso de palio con la Virgen más marinera arribaba a la Catedral donde media hora más tarde estaba previsto que el provincial de los carmelitas, fray Francisco José Berbel, presidiera el acto de felicitación a la Virgen. A los sones de “Virgen de los Negritos” de Pedro Morales, y “Reina del Mar”, de Abel Moreno, la Virgen del Carmen franqueaba la puerta que da a la calle Arquitecto Acero tras lo que la Banda de la Oliva se dirigía al Campo del Sur, justo a la espalda del templo catedralicio, a esperar el autobús de regreso con los músicos aún emocionado recordando detalles de un traslado donde, entre otras composiciones, “Amarguras”, de Font de Anta, fue la banda sonora en San Agustín, sede de la Cofradía de la Humildad y Paciencia cuyo titular es también obra de Jacinto Pimentel, “Triana de Esperanza” de Claudio Gómez llevó aires del Guadalquivir hasta la Plaza de San Juan de Dios cuando la procesión discurría ante el ayuntamiento, “Virgen de la Paz”, de Pedro Morales”, tras pasar al lado del Arco del Pópulo, resonó más que nunca en la calle Pelota justo antes de llegar a la Plaza de la Catedral donde las notas de “Rocío” subieron a las ramas más altas de las palmeras que allí viven.07t

“Con el rumor de las olas, Cádiz susurra tu nombre y con sal de la mar te corona en la fe de nuestros corazones” dice la letra del himno de la coronación. Y así, ese mismo rumor de olas sirvió de prólogo y epílogo pues desde la Alameda a la Catedral, ese mismo mar enmarcó los sonidos que ese día La Oliva le prestó a Cádiz para surcara por ella la que es patrona de la Armada, de los marineros y de los pescadores. Por eso en la Tacita de Plata tiene mayor trascendencia la devoción hacia la Reina de la Alameda.

09t

Tresillo de corcheas:

♪.- Se confirma que la gaditana calle Pelota, la que va de San Juan de Dios a la Catedral, no es una franquicia de nuestro director José Manuel Bernal. Pero casi.

08t

♪.- Un músico, ese que usted y yo conocemos y que está haciendo el Camino de Santiago, estuvo toda la tarde-noche con el gps de la app de La Oliva mirando por dónde iba la procesión.

♪.- Los músicos que quisieron parar en el área de servicio de la autopista comprobaron cómo está de cara la vida. Precios con “tres f”.

A modo de coda

CODAt

Hay que quererlo mucho

Dicen que es el instrumento que más mimos necesita de ahí que haya que abrazarlo constantemente. El bombardino se deja querer y como prácticamente no cruces los brazos sobre él no habrá manera de sacarle el mejor sonido. Es así de tierno. La tuba no le anda a la zaga pero sólo se deja poner los brazos en los hombros. En resumen, ponga un bombardino en su vida y tendrá que llenarlo de abrazos para que sea feliz. Pregunten a Sergio, Julio y Pepe.

 

Anuncios

Una respuesta to “Secuencia XXXV: 15/7/2013”

  1. Emilio Paz Gadeo julio 19, 2013 a 6:33 am #

    Compartimos efemérides centenarias. Tras varios años oyendo a la Oliva de Salteras tras la Virgen del Carmen, este año ha sido especial, y esperemos que sigan siendo muchos años especiales más. La anécdota relatada más arriba, ya la conocía, porque tras la recogida, tuve el placer de saludar a varios miembros de la Sociedad Filarmónica de la Oliva de Salteras, que no es simplemente una banda de música; es algo más. Es una gran familia, que comparte exterioriza sus sentimientos, como queda demostrado en lo escrito, y en presencia de muchos testigos.
    Es un lujo tener amigos como vosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: